mes de noviembre - Música Litúrgica

of 44
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com MES DE NOVIEMBRE Ma 1. Todos los santos. SOLEMNIDAD: Color blanco. Misa y lecturas propias de la solemnidad…
ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com MES DE NOVIEMBRE Ma 1. Todos los santos. SOLEMNIDAD: Color blanco. Misa y lecturas propias de la solemnidad (leccionario V). Gloria. Credo. Prefacio propio. Canon romano con las listas completas de santos. Bendición solemne propia. Monición de entrada y acto penitencial: La solemnidad de todos los santos que hoy celebramos nos reúne alrededor del altar para incorporarnos al cántico de acción de gracias de todos los hombres y mujeres del mundo, de épocas y lugares distintos, todos ellos hermanos nuestros, que a lo largo de su existencia terrena vivieron el camino del evangelio que todos estamos llamados a seguir, y que ahora comparten para siempre la gloria de Dios en el cielo. Contemplando a todos estos hermanos nuestros, que forman el coro de los santos, sentimos la alegría de pertenecer a su misma familia, que es la Iglesia, y el deseo de avanzar por su mismo camino. Pero este camino no siempre lo recorremos de acuerdo a los planes que Dios tiene trazados para nosotros. Por eso, al comenzar la celebración de los sagrados misterios, nos confesamos pecadores y culpables ante Dios y ante los hermanos, invocando a nuestra Señora, la Virgen María y a todos los santos, para que intercedan por nosotros. Yo confieso… Gloria cantado Colecta: Dios todopoderoso y eterno, que nos has otorgado celebrar en una misma fiesta los méritos de todos los Santos, concédenos, por esta multitud de intercesores, la deseada abundancia de tu misericordia y tu perdón. Por nuestro Señor Jesucristo. Credo: Proclamemos ahora comunitariamente nuestra fe. Oración de los fieles: Iluminados con el ejemplo de los santos, que fueron en su vida sal de la tierra y luz del mundo, y uniendo nuestra oración a la de la inmensa multitud de los que ya están en presencia del Señor, oremos confiadamente al Señor. 1. Por la Iglesia; para que sea a los ojos del mundo imagen de la nueva humanidad que avanza por el camino de las bienaventuranzas. Roguemos al Señor. 2. Por las vocaciones en nuestra diócesis y en todo el mundo, para que nunca falten en nuestras. Roguemos al Señor. 3. Por los que gobiernan las naciones; para que trabajen por la paz, fruto de la justicia; siendo un ejemplo de honestidad ante todos los ciudadanos. Roguemos al Señor. 4. Por los pobres, los enfermos, los que tienen hambre, los perseguidos; para que puedan experimentar el consuelo, la riqueza, la hartura y la recompensa de Dios. Roguemos al Señor. 5. Por nuestra asamblea; para que el ejemplo de los santos, cuya memoria celebramos, nos estimule a vivir las bienaventuranzas de Cristo. Roguemos al Señor. Señor, sólo Tú eres Santo, y de Ti procede todo bien, por eso te pedimos que acojas nuestras oraciones, nos des tu gracia para que vivamos en el amor, y nos ayudes a ser dignos hijos tuyos. Por Jesucristo nuestro Señor. Poscomunión: Señor, te proclamamos admirable y el solo Santo entre todos los santos; por eso imploramos de tu misericordia que, realizando nuestra santidad por la participación de la plenitud de tu amor, pasemos de esta mesa de la Iglesia peregrina al banquete del reino de los cielos. Por Jesucristo nuestro Señor. ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com Bendición solemne: – – – – El Dios, gloria y felicidad de todos los santos, que os ha concedido celebrar hoy esta solemnidad de todos los santos, os otorgue sus bendiciones eternas. Que por intercesión de todos los santos os veáis libres de todo mal, y, alentados por el ejemplo de su vida, perseveréis constantes en el servicio de Dios y de los hermanos. Y que Dios os conceda reuniros con los santos en la felicidad del reino, donde la Iglesia contempla con gozo a sus hijos entre los moradores de la Jerusalén celeste. Y la bendición de Dios todopoderoso... ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com – Mi 2. Conmemoración de todos los fieles difuntos: Color morado o negro. Tres Misas propias del día de difuntos. Lecturas de difuntos (leccionario VIII). Prefacio de difuntos. Plegaria Eucarística II. Bendición solemne de difuntos. El Dios de la vida, que en Jesús nos llama a participar eternamente de su amor, esté con todos vosotros. Monición de entrada y acto penitencial: Ayer, solemnidad de Todos los santos, manifestábamos nuestra fe y esperanza en la voluntad de salvación de Dios, unidos con todos aquellos que viven ya en plena comunión con Él en el cielo. Hoy, la Iglesia nos invita a reunirnos para orar por todos los fieles difuntos, especialmente por todos aquellos que hemos conocido y querido y que en cualquier situación en que se hallen, viven ya con Cristo para siempre. Ahora, al comenzar la Eucaristía, en la que celebraremos la muerte y resurrección de Cristo; pidamos a Dios que tenga piedad de nosotros, y se compadezca de nuestra debilidad e infidelidad al Evangelio.    Tú, que has dado la vida en la cruz por nuestros pecados. Tú, que has resucitado de entre los muertos y vives por siempre. Tú, que eres el Buen Pastor que nos conduces a la vida. Colecta: Misa I: Jesucristo. Escucha, Señor, nuestras súplicas, para que, al confesar la resurrección de Jesucristo, tu Hijo, se afiance también nuestra esperanza de que todos tus hijos resucitarán. Por nuestro Señor Misa II: Oh Dios, gloria de los fieles y vida de los justos, nosotros, los redimidos por la muerte y resurrección de tu Hijo, te pedimos que acojas con bondad a tus siervos difuntos, y pues creyeron en la resurrección futura, merezcan alcanzar los gozos de la eterna bienaventuranza. Por nuestro Señor Jesucristo. Misa III: Oh Dios, que resucitaste a tu Hijo para que, venciendo a la muerte, entrara en tu reino, concede a tus siervos difuntos que, superada su condición mortal, puedan contemplarte para siempre como su Creador y Salvador. Por nuestro Señor Jesucristo. Oración de los fieles: Oremos ahora hermanos confiadamente a Dios nuestro Padre, Señor de la vida y de la muerte, que resucitó a su Hijo al tercer día, y pidámosle por los vivos y por los difuntos, para que todos gocemos un día de su fidelidad. 1. 2. 3. 4. 5. Para que todos los que formamos la Iglesia seamos en medio del mundo testigos de la vida y de la felicidad que Jesús nos ofrece, y ayudemos a nuestros hermanos a creer en Él. Roguemos al Señor. Para que Cristo, que con su muerte destruyó la muerte y con su gloriosa resurrección dio la vida al mundo entero, conceda el lugar de la luz y de la felicidad eternas a nuestros hermanos difuntos. Roguemos al Señor. Para que, en su gran misericordia, se compadezca de su debilidad, y les perdone todas las faltas que cometieron de pensamiento, palabra, obra y omisión. Roguemos al Señor. Para que nuestros familiares y amigos difuntos, disfrutando ya del Reino de la vida, intercedan por los que aún peregrinamos entre las luces y las sombras de la fe. Roguemos al Señor. Para que la esperanza guíe nuestros pasos a lo largo de nuestros días y disfrutemos un día de la armonía y el amor que reinan en la casa del Padre. Roguemos al Señor. Recibe, Señor, nuestra humilde oración; y concede a los que han muerto en tu gracia el perdón y la plenitud de la vida; y a nosotros, por su intercesión, vivir en la fe y en la esperanza de nuestra resurrección en Cristo tu Hijo, vencedor de la muerte, Señor de vivos y muertos, que vive y reina por los siglos de los siglos. Poscomunión: Misa I: nuestro Señor. Te pedimos, Dios todopoderoso, que nuestros hermanos difuntos, por cuya salvación hemos celebrado el misterio pascual, puedan llegar a la mansión de la luz y de la paz. Por Jesucristo Misa II: Alimentados con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, que murió y resucitó por nosotros, te pedimos, Señor, por tus siervos difuntos para que, purificados pro el misterio pascual, gocen ya de la resurrección eterna. Por Jesucristo nuestro Señor. ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com Misa III: Por este sacrificio que hemos celebrado derrama, Señor, con largueza tu misericordia sobre nuestros hermanos difuntos; Tú que les concediste la gracia del bautismo, concédeles también la plenitud de los gozos eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Bendición solemne: – – – – El Dios de todo consuelo, que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de su Hijo ha dado a los creyentes la esperanza de resucitar, derrame sobre vosotros su bendición. Amén. Él conceda el perdón de toda culpa a los que aún vivimos en el mundo, y otorgue a los que han muerto el lugar de la luz y de la paz. Amén. Y a todos nos conceda vivir eternamente felices con Cristo, al que proclamamos resucitado de entre los muertos. Amén. Y la bendición de Dios todopoderoso... ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com Ju 3. Misa por las vocaciones a las sagradas órdenes: Color verde. Misas por diversas necesidades nº 9. Lecturas de feria. Plegaria Eucarística V/b. Monición de entrada y acto penitencial: Hoy vamos a pedir la Eucaristía de un modo muy especial por las vocaciones sacerdotales. Es una gran necesidad de la Iglesia, y de un modo especial, de nuestra Iglesia particular, que necesita muchos sacerdotes para llevar a cabo la nueva evangelización de nuestro pueblo. Dispongámonos, por tanto, al comenzar estos sagrados misterios, a recibir el amor de Dios abriendo nuestros corazones para que los renueve, reconociendo con humildad que somos pecadores.    Tú que nos llamas a seguirte Tú que nunca abandonas a tu rebaño Tú que estás presente en tu Iglesia Colecta: Oh Dios, que quisiste dar pastores a tu pueblo, derrama sobre tu Iglesia el Espíritu de piedad y de fortaleza, que suscite dignos ministros de tu altar y los haga testigos valientes y humildes de tu Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo. Oración de los fieles: Alabemos a Jesucristo, Dios y Señor nuestro, que quiere que gocemos de la felicidad que nos tiene preparada en el país de la vida, y presentémosle confiadamente nuestras súplicas. 1. Por la Iglesia, nacida del amor del Padre y fundada por Jesucristo; para que por la acción del Espíritu Santo conduzca con sabiduría a todos los hombres a la gloria eterna. Roguemos al Señor. 2. Por los jóvenes que en seminarios, noviciados o centros de estudio se preparan para consagrarse al Señor; para que vivan con decisión su respuesta de amor al Señor, y nunca falten quienes elijan seguir este camino. Roguemos al Señor. 3. Por los que tienen en sus manos el destino de los pueblos; para que promuevan una cultura más humana y hagan respetar los derechos de todos los hombres. Roguemos al Señor. 4. Por los que no tienen fe; para que, movidos por el testimonio de los cristianos, descubran a Dios como el único Señor capaz de salvarlos. Roguemos al Señor. 5. Por nosotros, convocados por Jesucristo para celebrar su banquete pascual; para que con fe lo acojamos y con alegría lo proclamemos como nuestro Dios y Señor. Roguemos al Señor. Señor Jesucristo, Pastor supremo de la Iglesia y tesoro de todo el que te encuentra; escucha nuestras súplicas y haz que no dejemos nunca de buscarte, de arriesgarlo todo por tu Reino y de aguardar vigilantes tu retorno glorioso. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Poscomunión: Alimentados a tu mesa, Señor, te rogamos que, por este sacramento de amor, germinen las semillas que generosamente esparciste en el campo de tu Iglesia, para que sean cada vez más numerosos los que elijan el camino de servirte en los hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor. ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com Vi 4. San Carlos Borromeo, obispo: Color blanco. Misa propia. Lecturas de feria. Prefacio de los santos pastores. Plegaria Eucarística II. Monición de entrada y acto penitencial: Hoy hacemos memoria de San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán a finales del siglo XVI, durante unos tiempos difíciles para la Iglesia; quien desarrolló en su diócesis una actividad admirable para organizar la comunidad cristiana según las orientaciones del concilio de Trento: fundó seminarios, reformó el clero, veló por las buenas costumbres del pueblo en sus continuas visitas pastorales, promocionó diversas obras sociales, atendió personalmente a los enfermos de peste..., cumpliendo en sí mismo el ideal de obispo que el concilio había trazado. Nosotros también estamos llamados, como San Carlos Borromeo , a la santidad de vida; sin embargo, fallamos a menudo en nuestro camino hacia ella. Por eso, iniciamos la celebración de los sagrados misterios de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados. Colecta: Conserva, Señor, en tu pueblo el espíritu que infundiste en san Carlos Borromeo, para que tu Iglesia se renueve sin cesar y, transformada en imagen de Cristo, pueda mostrar al mundo su verdadero rostro. Él, que vive y reina contigo. Oración de los fieles: Pongamos nuestro corazón en Dios, fuente y origen de toda riqueza, y pidámosle que nos enseñe a administrar con conciencia recta y espíritu generoso los dones que de Él hemos recibido. 1. Por la Iglesia: el Papa, los Obispos y los fieles cristianos; para que unidos por el amor demos testimonio de Jesucristo ante el mundo. Roguemos al Señor. 2. Por las vocaciones; para que los jóvenes se dejen fascinar por Jesucristo y no teman consagrarse a Él en la vida religiosa, el ministerio sacerdotal o el compromiso misionero. Roguemos al Señor. 3. Por los países que sufren el flagelo de la guerra, el hambre y la falta de libertad; para que se acelere la llegada de la paz y no dejen de confiar en la fuerza salvadora de Dios que vela por sus vidas y les promete su Reino de justicia y paz. Roguemos al Señor. 4. Por los inmigrantes, por los que sufren el exilio o el destierro de sus países, por los que no tienen casa, pan ni escuela; para que encuentren en los cristianos ayuda, cercanía y amistad. Roguemos al Señor. 5. Por todos nosotros y por los que se alimentan diariamente del Cuerpo y Sangre de Jesús; para que seamos en nuestro pensar y actuar testigos de la fe, la esperanza y el amor que Él nos enseñó. Roguemos al Señor. Auxílianos Señor con tu poder, acompáñanos siempre en nuestra vida y, ya que nos prometes tu gloria eterna, haz que pongamos nuestro corazón en los bienes del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Poscomunión: Que esta Eucaristía, Señor, nos otorgue aquella fortaleza de espíritu que hizo de san Carlos Borromeo un ministro fiel a tu servicio y un apóstol de la caridad. Por Jesucristo nuestro Señor. ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com Sá 5. Misa de la Virgen María, causa de nuestra alegría: Color verde o blanco. Misas de la Virgen María nº 34. Lecturas de feria. Prefacio propio. Plegaria Eucarística II. Monición de entrada y acto penitencial: Honramos hoy a la Virgen María, Madre de Dios, a quien el Señor ha bendecido más que a todas las mujeres de la tierra; y nos ponemos en presencia de Dios al comenzar la Eucaristía. Él nos ha reunido aquí como hijos suyos y nos dará, una vez más, la Palabra de vida y el Pan de Salvación. Reconozcamos ante Él que somos culpables y, por la intercesión de Santa María, la Virgen, refugio de pecadores, pidámosle perdón por nuestras faltas y que nos llene del don de su Espíritu Santo, el mismo Espíritu que fecundó las entrañas virginales de Santa María. Yo confieso… Colecta: Oh Dios, que, por la encarnación de tu Hijo, has llenado el mundo de alegría, concédenos a los que veneramos a su Madre, causa de nuestra alegría, permanecer siempre en el camino de tus mandamientos, para que nuestros corazones estén firmes en la verdadera alegría. Por nuestro Señor Jesucristo. Oración de los fieles: Bendigamos el nombre del Señor y alabemos sus obras magníficas, démosle gracias en nombre de toda la humanidad y suplicantes, presentemos nuestras oraciones. 1. Por la Iglesia; para que firme en la verdad y el bien, muestre a los hombres el rostro compasivo y misericordiosos de Dios. Roguemos al Señor. 2. Por las familias cristianas; para que los padres acojan con alegría y gratitud la llamada del Señor a sus hijos para consagrarse al Reino de Dios por el ministerio sacerdotal o la vida religiosa. Roguemos al Señor. 3. Por los que rigen el destino de los pueblos; para que el Señor les ilumine con su luz a fin de que obren con justicia y a nadie falte nada para vivir con dignidad. 4. Por los que son maltratados y oprimidos, por los que sufren en las cárceles o en campos de concentración; para que pongan su confianza en el Señor, que no defrauda a su pueblo. Roguemos al Señor. 5. Por todos los que en cualquier lugar del mundo estamos participando de la Eucaristía; para que guiados por el Espíritu Santo esperemos los bienes eternos, nos convirtamos a Dios y no nos apeguemos a los bienes de este mundo. Roguemos al Señor. Escucha, Padre, las plegarias de tu pueblo y, ya que nos enriqueciste con los bienes eternos, danos la gracia de ser colaboradores de tu Hijo en la obra de la salvación, entregando nuestra vida por nuestros hermanos como Él la entregó por todos. Por Jesucristo nuestro Señor. Poscomunión: Dios todopoderoso, confírmanos en la fe de estos misterios que hemos celebrado, y pues confesamos a tu Hijo Jesucristo, nacido de la Virgen, Dios y hombre verdadero, te rogamos que por la fuerza salvadora de su resurrección merezcamos llegar a las alegrías eternas. Por Jesucristo nuestro Señor. ECCLESIA DIGITAL – http://www.revistaecclesia.com Do 6. DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO: Color verde. Misa y lecturas propias del domingo. Gloria. Credo. Prefacio III de difuntos. Plegaria Eucarística III. Monición de entrada y acto penitencial: Un domingo más nos hemos reunido junto a Jesucristo para celebrar la Eucaristía. Él, nuevamente, nos dirigirá su Palabra y, por la acción del Espíritu Santo, el pan y el vino se convertirán en su Cuerpo y Sangre, alimento para nuestra vida cristiana, y anticipo del gran banquete, de la gran fiesta de la vida que Dios ha preparado para todos. Y ahora, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pidamos perdón porque no pensamos suficientemente en el Señor, que está presente en nuestra vida y que vendrá un día para llevarnos con &Eac
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x